Asteriscos.Mobi
Diputados gasta $ 360 millones en promedio por sesión
Aunque Mauricio Macri pidió ceder en privilegios, en la Cámara baja continúan los grandes gastos. En las 14 reuniones que hubo en el año se gastó $ 5.000 millones de su presupuesto
27 de noviembre de 2017
El presidente Mauricio Macri ya había pedido ceder privilegios a integrantes de lo que llama el "círculo rojo" en el CCK. El plan de "reformismo permanente" que lanzaba el Gobierno implicaba el ajuste central, unos 100.000 millones de pesos, en los bolsillos de los jubilados. Empresarios, políticos, jueces y sindicalistas, espectadores (de lujos) en aquel anuncio del 30 de octubre debían tener al menos un gesto.

Mientras tanto, en la propia Cámara baja, los gastos, y algunos gustos, siguen a todo vapor. Según reveló el diario Clarín, una primera cuenta básica le pone precio a cada sesión. En lo que va del año hubo 14 reuniones "ordinarias", la última el 22 de noviembre pasado. Esos encuentros incluyen las 4 visitas del jefe de Gabinete, Marcos Peña, para informar cómo viene la gestión y someterse al escrutinio de los legisladores. Cada una de esas 14 sesiones costó cerca de 360 millones de pesos, si se tiene en cuenta que en lo que va de 2017 la Cámara que conduce Emilio Monzó ya insumió unos 5.000 millones de pesos de su presupuesto.

El grueso de las partidas de los diputados se va en sueldos. De los legisladores, 257, y de los empleados, que son muchos más. La "nómina total" del personal de la Cámara baja es de 5.590 personas, a razón de 21 empleados por cada legislador. Ganan los hombres: 58,1% vs. 41,9% de mujeres.

En su discurso, Macri había puesto cómo ejemplo del desbande los cerca de 1.700 empleados que tiene la Biblioteca del Congreso. Aclaración: estos 1.700 se suman a los casi 6.000 de Diputados y a un número similar en el Senado. En total, contando distintas reparticiones, el Parlamento nacional supera los 16.000 trabajadores.

Los sueldos más altos, con particulares aditivos, son los de los legisladores. En junio, según informa también la Cámara baja, el sueldo bruto de un diputado era de 137.000 pesos. Con descuentos, cobró en mano unos 93.000. Pero a eso hay que sumar los polémicos canjes de pasajes (20 aéreos y 10 terrestres) que puede hacer cada legislador cada mes y que pueden llegar a sumar hasta 60.000 pesos extra a su bolsillo.

Otro ítems menos difundido en torno a los gastos de cada diputado son 80.000 pesos que tienen mensualmente para repartir entre instituciones y personas: $ 50.000 en subsidios, que pueden ser para una o varias ONG u hospitales; y $ 30.000 en becas, que suelen dividirse en 15 de $ 2.000 para ayudar a personas en particular.

A favor de la transparencia, el listado puede consultarse en la web de la Cámara. Elisa Carrió, por ejemplo, le da sus 50.000 de subsidio al Hospital Garrahan. Máximo Kirchner, en cambio, lo parte en dos: $ 25.000 para la fundación T.E.A y $ 25.000 para el club Social y Deportivo Sur 87, ambos de Santa Cruz.

Como viene haciendo con otros rubros, la que se apuró en mostrar una señal en sintonía con lo que pedía Macri fue María Eugenia Vidal, que anunció un recorte para su Legislatura provincial. La gobernadora está dulce: en el reparto del reformismo permanente, es la que más ganó: 40.000 millones extra ya para 2018.