Asteriscos.Mobi
El Gobierno presenta un proyecto para urbanizar 4.228 villas de todo el país
Lo impulsa el Ministerio de Desarrollo. Proponen expropiar las tierras y darles el título de propiedad a sus actuales habitantes. Será el primer paso para urbanizar asentamientos
11 de abril de 2018
El Gobierno elevará al Congreso un proyecto de ley para expropiar 4.228 asentamientos precarios de todo el país y darles el título de propiedad a sus actuales habitantes.

Será el primer paso para urbanizar los asentamientos que integran el Registro Nacional de Barrios Populares, que presentan graves deficiencias de infraestructura, y en los que viven aproximadamente 3.500.000 personas.

La medida comenzará a tratarse en la Cámara de Diputados en los próximos días y propone que se declare la "utilidad pública y sujetas a expropiación" estas viviendas que, en su gran mayoría, no cuentan con título de propiedad y carecen de servicios básicos.

Además, habilita a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) para realizar convenios con provincias y municipios para la transferencia de estos inmuebles y para establecer mecanismos de compensación impositiva.

La iniciativa es parte de un proceso que comenzó en agosto de 2016, en el que el Gobierno realizó un relevamiento de todos los barrios, junto a diferentes ONG y movimientos barriales. Desde ese momento se identificaron y visitaron todos los asentamientos para realizar un censo.

El Ministerio de Desarrollo Social tendrá a su cargo la coordinación, con los organismos competentes, del acceso a los servicios públicos básicos por parte de los habitantes de los barrios populares.

De acuerdo a los relevamientos, el 93,81% no cuenta con acceso de agua corriente; el 98,81% no cuenta con acceso a cloacas; el 70,69% no cuenta con acceso a energía eléctrica; el 98,49% no cuenta con acceso a la red de Gas Natural.

El proyecto dispone la creación de un fideicomiso y se suspenden los desalojos por dos años. Según el Gobierno, el proceso de urbanización "puede durar años", y los títulos de propiedad se realizarán en base a los Certificados de Vivienda Familiar, instrumentados por la ANSES, que se comenzaron a entregar a los habitantes censados en junio del año pasado.